Informe icovid chile: Se mantiene persistente alza de casos COVID-19 en Chile por 10 semanas consecutivas.

En la semana del 7 al 13 de noviembre se observa un aumento significativo de casos a nivel nacional de aproximadamente un 11% en comparación con la semana anterior. A esto se suma un número de reproducción efectivo (R), que representa el número de personas promedio que puede contagiar un caso, significativamente mayor a 1 desde la segunda semana de septiembre, indicando una expansión de la pandemia durante los últimos dos meses.

El número total de test PCR informados por mil habitantes por semana a nivel nacional aumenta a 22,5 respecto de 19,3 la semana anterior. Vemos un aumento sistemático en la capacidad de testeo desde la primera semana de octubre, alcanzando niveles comparables con el máximo de test realizados en la pandemia en los meses de marzo y junio de 2021. Este aumento en el número de test PCR efectuados a nivel nacional coincide también con un aumento sostenido en el número de casos que observamos desde comienzos de septiembre de 2021. La positividad de test, que indica la fracción de test PCR informados que resultan positivos, alcanza un promedio de 3,5% (amarillo >3%). Si bien aún es un número bajo, este indicador muestra un deterioro progresivo desde comienzos de septiembre.

La ocupación promedio de camas UCI a nivel nacional de la semana informada alcanza un 89,5% (nivel rojo >85%) manteniendo una tendencia al alza desde mediados de septiembre. Si bien algunos hospitales han bajado el total de camas UCI disponibles, siete regiones muestran niveles críticos de ocupación, siendo particularmente preocupantes las regiones de Valparaíso (96,6%), Metropolitana (94,3%), y Antofagasta (93,2%). La proporción de camas UCI con pacientes hospitalizados por COVID-19 se mantiene relativamente baja a nivel nacional (27,6%), aunque muestra un aumento sostenido y preocupante desde comienzos de octubre cuando estaba en torno a 15%. La tasa de variación en hospitalizaciones COVID-19 también muestra valores positivos (aumento en las hospitalizaciones) desde la primera semana de octubre, alcanzando un 12% en el último día disponible (16 de noviembre).

El esquema completo de vacunación, ya sea con segunda dosis o dosis única (para aquellas vacunas que requieren una dosis) alcanza un 80% de la población total del país el 14 de noviembre de 2021. A nivel regional, Ñuble, O’Higgins, Magallanes y Maule alcanzan coberturas sobre 85% y, en contraste, Tarapacá y Metropolitana son las coberturas más bajas, en torno a un 75%.

Resumen indicadores por región, semana del 7 al 13 de noviembre de 2021.

Fuente: Icovid Chile

Comentarios por dimensiones

Dimensión 1: dinámica de contagios

Carga de enfermedad: número de infectados por cada 100 mil habitantes

A nivel nacional, se observa un alza significativa de aproximadamente un 11% en el número de nuevos contagiados diarios promedio en comparación con la semana anterior. El indicador de carga de esta semana es de aproximadamente 12,8 casos nuevos diarios cada 100 mil habitantes, manteniéndose en estado crítico. Este es el valor más alto desde la primera semana de julio y comparable con los valores de fines de diciembre de 2020. Este valor se ve impactado principalmente por las significativas alzas de casos en dos regiones del norte y en seis regiones de la zona centro-sur y sur del país: Antofagasta (aumento de un 33% de nuevos casos), Atacama (aumento de 127% de nuevos casos), Ñuble (aumento de 45% de nuevos casos), Biobío (aumento de 40% de nuevos casos), La Araucanía (aumento de un 29% de nuevos casos), Los Ríos (aumento de 181% de nuevos casos), Los Lagos (aumento de 46% de nuevos casos), y Aysén (aumento de un 27% de nuevos casos). En términos del número de nuevos casos, todas las regiones se encuentran en estado crítico, teniendo valores significativamente más altos que 10 casos nuevos cada 100 mil habitantes las regiones de Antofagasta, Atacama, Valparaíso, Metropolitana, Biobío, Los Ríos, Los Lagos, y Aysén.

Tasa de transmisión: número de reproducción efectivo

A nivel nacional, el número de reproducción efectivo (R), que representa el número de personas promedio que contagia cada caso, se ha mantenido en nivel crítico significativamente sobre 1 desde la segunda semana de septiembre, indicando una expansión del virus durante más de dos meses. Todas las regiones tienen su transmisión en nivel crítico, teniendo un valor significativamente sobre 1 doce de las 16 regiones del país: Arica y Parinacota, Antofagasta, Atacama, Valparaíso, O’Higgins, Maule, Ñuble, Biobío, La Araucanía, Los Ríos, Los Lagos y Aysén.

Dimensión 2: testeo

Mantener una alta capacidad de testeo es un requisito fundamental para el control de la pandemia. El número total de test PCR informados por mil habitantes por semana a nivel nacional aumenta a 22,5 (equivalente a 3,2 test diarios por mil habitantes) respecto del 19,3 de la semana anterior. Observamos un aumento sistemático en la capacidad de testeo desde la primera semana de octubre, alcanzando niveles comparables con el máximo alcanzado en la pandemia en los meses de marzo y junio 2021. Este aumento en el número de test PCR efectuados a nivel nacional coincide también con un aumento sostenido en el número de casos que observamos desde comienzos de septiembre de 2021.

Actualmente, las regiones con mayor nivel de testeo por habitante son Aysén (44,8 test PCR informados por mil habitantes por semana), Atacama (40,5), Magallanes (32,6), Los Lagos (32,0), Antofagasta (31,1), y Arica y Parinacota (30,1). Las regiones con menor nivel de testeo son O’Higgins (14,8), La Araucanía (18,2), Valparaíso (19,0) y Metropolitana (19,6).

La positividad de test, que indica la fracción de test PCR informados que resultan positivos, alcanza un promedio de 3,5% en la semana del 7 al 13 de noviembre (amarillo >3%), equivalente a la semana anterior. Sin embargo, este indicador muestra un deterioro progresivo desde comienzos de septiembre cuando se mantenía en torno al 1% (el nivel más bajo desde el inicio de la pandemia). Este nivel de positividad no se observaba desde julio. Las regiones con positividad más alta son Aysén (6,7% test positivos), Valparaíso (4,6%), y Metropolitana (4,0%).

Es importante recordar que estos indicadores se refieren sólo a test de PCR y no incluyen test de antígeno.

Dimensión 3: trazabilidad

Producto del rezago en la cadena de eventos ocurridos desde el inicio de síntomas hasta la confirmación de un test positivo a la autoridad sanitaria, los indicadores de trazabilidad tienen un rezago de una, dos y tres semanas para, respectivamente, el tiempo de examen y laboratorio, la consulta temprana y la confirmación temprana. Para este informe, el tiempo de laboratorio abarca la semana del 31 de octubre al 6 de noviembre, la consulta temprana del 24 al 30 de octubre y la confirmación temprana la semana del 17 al 23 de octubre.

Consulta temprana

La proporción de consultas tempranas, indicador que estima la búsqueda de atención dentro de 48 horas desde la aparición de síntomas de covid-19, es de 57% a nivel nacional. Dicho de otra manera, cuatro de cada diez consultas de casos confirmados se hicieron después de dos días desde que se iniciaron los síntomas. Después de una baja a 44% a inicios de septiembre, que podría estar asociada a una baja en la percepción de riesgo producto de la menor circulación del virus en ese periodo, este indicador se ha vuelto a estabilizar, a nivel nacional, en torno al 55%.

A nivel de regiones, La Araucanía –luego de un peak de 75% de consultas tempranas dentro de 48 horas desde inicio de los primeros síntomas en la segunda semana de septiembre y una baja que bordeó el 40% a mediados de octubre– vuelve a repuntar, mostrando un desempeño de 53% en la semana que se reporta. En Aysén se observa un descenso en este indicador en la semana que se reporta respecto de la anterior (17 al 23 de octubre), desde 61% a 52%, coincidentes con el crecimiento en la carga de nuevos casos en ese territorio.

Tiempo de examen y laboratorio

A nivel nacional, la proporción de resultados de exámenes PCR y antígenos reportados a la autoridad sanitaria dentro de 24 horas desde la notificación como caso sospechoso en Epivigila ha mostrado un descenso sostenido desde inicios de septiembre (cuando alcanzó un peak de 84% coincidente con semanas de descenso en la carga de personas infectadas). Desde allí viene descendiendo sostenidamente, mostrando en la semana reportada 72% de cumplimiento.

Las regiones de Arica y Parinacota, Atacama, Valparaíso, Maule y Biobío destacan por altas proporciones, sobre el 80%, de resultados reportados a la autoridad sanitaria en los tiempos, lo que permite el inicio oportuno de las acciones de rastreo y aislamiento (dentro de 24 horas de la toma de muestra).

Las regiones de Antofagasta, Coquimbo, Metropolitana, O’Higgins, Ñuble, La Araucanía, Los Ríos, Los Lagos y Aysén, por su parte, alcanzan proporciones de cumplimiento entre 60% y 80%. Preocupan las regiones de Tarapacá (32%) y Magallanes (52,6%), que han sufrido descensos importantes en sus coberturas en las últimas semanas y cuya proporción de cumplimiento está ostensiblemente por debajo de las otras regiones. Se requieren acciones para disminuir esas brechas.

Confirmación temprana de casos

A nivel nacional, este indicador muestra una proporción de notificaciones que se realizan dentro de las 72 horas desde la toma de muestra con una mejoría sostenida desde inicios de marzo de este año, cuando

sólo alcanzaba el 30% de desempeño. En la semana que se reporta en este informe, este indicador bordea el 59%. Sin duda, la disminución de los tiempos de laboratorio con la incorporación de test de antígenos y PCR rápidos, ha ayudado en la aceleración de esta cadena de procesos.

Este indicador presenta gran heterogeneidad regional, con Tarapacá (38%), Los Lagos (42%) y La Araucanía (45%) presentando proporciones de desempeño preocupantemente bajas, especialmente si se les compara con las alcanzadas por Arica y Parinacota (91%), o incluso Antofagasta, con 65%. O, con las regiones de Ñuble, Biobío y Aysén, que bordean el 62% de desempeño oportuno en este indicador.

Dimensión 4 : capacidad hospitalaria

Porcentaje de ocupación de camas UCI

La ocupación promedio de camas UCI a nivel nacional de la semana del 7 al 13 de noviembre alcanza un 89,5%, manteniendo una tendencia al alza desde mediados de septiembre. A nivel nacional, la proporción de hospitalizados en UCI por cualquier patología alcanza color rojo (>85% ocupación) desde mediados de octubre. Es importante considerar que en algunos hospitales ha bajado el total de camas críticas disponibles para interpretar estos porcentajes de ocupación. Las regiones con una proporción de uso de camas UCI considerada crítica (roja) son Valparaíso (96,6%), Metropolitana (94,3%), Antofagasta (93,2%), Maule (88,7%), Tarapacá (88,2%), Biobío (88,0%), y Coquimbo (86,3%).

Ocupación UCI por pacientes COVID-19

La proporción de camas UCI con pacientes hospitalizados por COVID-19 se mantiene relativamente baja a nivel nacional (27,6%) en la semana del 7 al 13 de noviembre, aunque muestra un aumento sostenido desde comienzos de octubre cuando estaba en torno al 15%. Las regiones con mayor demanda hospitalaria asociada a pacientes críticos COVID-19 en esta semana son Maule (35,8%) y Metropolitana (34,5%). Entre el 14 y el 17 de noviembre observamos un aumento sostenido en la hospitalización por COVID-19, alcanzando un 29,2% de ocupación a nivel nacional, con un aumento sustantivo en las regiones de Aysén (43,3% desde 24,3% la semana anterior), Tarapacá (37,4% desde 27,3%), y Los Ríos (33,8% desde 22,3%). La Metropolitana se mantiene en torno al 35% de ocupación.

Tasa de variación semanal en hospitalizaciones COVID-19

Este indicador sólo está disponible a nivel nacional y mide el cambio relativo en la demanda hospitalaria por pacientes COVID-19 totales (stock en camas de todo tipo: básica, media, UCI, UTI). La tasa de variación en hospitalizaciones COVID-19 muestra valores sobre cero (aumento en las hospitalizaciones) desde la primera semana de octubre, con un aumento del 12% en el último día disponible (16 de noviembre).

Hospitalizaciones diarias promedio de pacientes COVID-19 en camas UCI según edades

El promedio de uso diario de camas UCI (stock) en la semana del 7 al 13 de noviembre muestra un aumento consistente desde mediados de octubre de 2021 en todos los grupos de edad considerados. En comparación con la semana anterior (31 de octubre al 6 de noviembre), se observan aumentos de 15,1% para menores de 50 años (135 a 156 casos), 13,2% para el grupo entre 50 y 69 años (220 a 249 casos) y 11,9% para el grupo sobre 70 años de edad (121 a 135 casos). Lo que confirma la preocupación por el aumento en la ocupación de camas UCI por pacientes COVID-19, que esperamos se revierta pronto con el aumento en la proporción de personas vacunadas con esquema completo y también aquellas personas con dosis de refuerzo.

Dimensión 5: otros indicadores

Cobertura de vacunación COVID-19 según grupos de edad

El esquema completo de vacunación, ya sea con segunda dosis o dosis única (para aquellas vacunas que requieren una dosis) alcanza un 79,95% de la población total del país al 14 de noviembre de 2021. A nivel regional, Ñuble (88,0%), O’Higgins (86,7%), Magallanes (86,6%), Maule (85,4%) logran las mayores coberturas de vacunación observadas. En contraste, las coberturas más bajas corresponden a Tarapacá (74,9%), Metropolitana (75,3%), y Arica y Parinacota (77,3%).

La cobertura de vacunación completa con vacunas de dos dosis es de 91,2%, 93,2%, 83,0%, y 46,7% para las personas mayores de 70 años, entre 50 y 69 años, entre 18 y 49 años, y menores de 18 años, respectivamente según la fecha más reciente disponible (14 de noviembre). Para una dosis, la cobertura es de 92,4%, 94,5%, 86,3%, y 60,6% para las personas mayores de 70 años, entre 50 y 69 años, entre 18 y 49 años, y menores de 18 años, respectivamente.

Mortalidad por COVID-19 según grupos de edad

Basado en los datos que reporta el DEIS (confirmados por laboratorio y probables) analizamos la tendencia de muertes por COVID-19 hasta la semana del 24 al 30 de octubre para disminuir el efecto del rezago en la clasificación de muertes o en su validación. Comparado con la semana anterior, los datos sugieren que hubo un aumento de 33% en el grupo de mayores de 70 años (desde 57 a 76 personas fallecidas en la semana), un aumento de 93,3% de fallecidos en el grupo de edad entre 50 y 69 años (de 15 a 29 fallecidos en la semana), y un aumento de 33,3% en el grupo de menores de 50 años (3 a 4 personas fallecidas). Estos datos deben ser interpretados con cuidado, porque a pesar del aumento, siguen estando dentro del total de fallecidos más bajo desde el inicio de la pandemia, comparable a los valores registrados a mediados de abril de 2020.

A %d blogueros les gusta esto: