Presidente de la República, Gabriel Boric Font, presenta paquete de medidas energéticas para ayudar a las familias durante el invierno. #Antofagasta #Calama #Taltal #Tocopilla #Iquique #Arica

  • Junto al ministro de Energía, Claudio Huepe, el Presidente Gabriel Boric anunció la inyección de US$ 40 millones al FEPP para bajar el precio de los combustibles. Además, defendió el plan piloto de venta municipal de gas licuado.

El Gobierno presentó diferentes proyectos para contener el aumento sostenido del precio de los combustibles que en el caso de las bencinas tiene todos sus valores por sobre los mil pesos el litro.

Por ello, el Presidente Gabriel Boric dio a conocer la inyección de 40 millones de dólares al Fondo de Estabilización del Precio del Petróleo que busca volver a los valores que tenían los combustibles durante el mes de febrero de este 2022.

“Una inyección de 40 millones de dólares implica una estabilización de los precios y eventualmente incluso podría ir a la baja el precio, va a depender de las fluctuaciones del escenario internacional. Eso es algo que va más allá de la voluntad de un solo país, pero lo que le podemos asegurar a la gente es que no van a continuar los incrementos intempestivos que hemos tenido en el último tiempo y nos estamos preocupando del bolsillo de las familias en temas tan importantes como la energía”, comentó el mandatario.

La medida apunta especialmente a bajar el precio de la parafina, combustible que es ampliamente utilizado por las familias chilenas para calefacción durante el periodo de invierno.

Boric aprovechó de defender el plan piloto para la venta de gas a través de los municipios con la entrega de 3 mil cilindros para que sean comercializados en cada una de las comunas empujando así a la baja el precio de este recurso energético.

Para Boric, esto demuestra que el Estado sí puede entrar a la competencia, al tiempo que destacó que esto será de manera escalonada en la medida que se vaya observando el impacto que tiene en el mercado.

Otra de las medidas anunciadas fue un plan para estabilizar las cuentas de la electricidad que luego del fin del congelamiento de tarifas, se prevé un aumento de hasta un 21 por ciento en los valores.

Claudio Huepe, ministro de Energía, comentó que después del término del congelamiento de tarifas que se decretó a raíz de la crisis económica y la pandemia del Covid 19, “si no hacemos nada, tendríamos un alza brusca, después tendríamos bajas bruscas y después alzas bruscas y eso es lo que queremos evitar”.

Huepe subrayó que “queremos mantener una tendencia relativamente suave en el tiempo para que la gente pueda programar sus consumos eléctricos. Lo que vamos a hacer con este fondo es fundamentalmente por este periodo del año 2022, la próxima etapa tarifaria, la mayor parte de las cuentas completamente congeladas y luego, a partir del año 2023 vamos a tener ajustes progresivos de alzas o bajas”.

Las autoridades también adelantaron que colocarán discusión inmediata al proyecto de biocombustibles sólidos, en particular la leña, para mejorar la eficiencia de estos combustibles y rebajar así los niveles de contaminación que provocan en las ciudades y comunas donde se extiende su uso durante la época de invierno.

Por ejemplo, si se reduce la humedad de la leña que se comercializa en un 5%, la contaminación baja en cinco veces, por lo que resulta necesario fiscalizar su calidad, explicaron desde el Ministerio de Energía.

A %d blogueros les gusta esto: