#Antofagasta| “Van a morirse uno por uno, chuch…”: fuertes registros tras secuestro y tortura a dos comerciantes en #Iquique.

  • PDI confirmó la detención de una banda que retuvo y golpeó a dos personas. Los obligaron a grabar videos para exigir millonaria suma a familiares.

uatro sujetos fueron detenidos por la PDI tras acusados de los delitos de robo con secuestro y tenencia ilegal de armas en la ciudad de Iquique.

De acuerdo a los antecedentes, se trata de antisociales de nacionalidad chilena que interceptaron a dos comerciantes oriundos de Puerto Montt.

Al respecto, el fiscal Maximiliano Mariángel explicó que “la semana pasada, el 25 de abril, tomamos conocimiento de un delito, básicamente por la denuncia efectuada por parte de familiares en el sur del país. Se trata de dos víctimas, comerciantes, que se trasladaron hasta Iquique para comprar vehículos. En la denuncia se señala que estaban recibiendo videos y llamadas para pagar un rescate” de 2 millones de pesos.

En uno de los audios, se escucha a un antisocial amenazando a las víctimas: “Muestra tu cara pa’ que te vean. Mira, chuchetu… aquí estamos nosotros. Muéstrate voh, conch… Pégale pa’ que vean de lo que somos capaz, chuche…. Van a morirse uno por uno si es que no pagan”.

Según relató el persecutor, los afectados “fueron dejados en libertad, pero se pudo comprobar que compraron un vehículo en la zona franca, se estaban estacionando en el centro de la ciudad, y luego de eso fueron abordados por un grupo de sujetos que con armas de fuego los golpearon y llevaron hasta un domicilio, donde los tuvieron amarrados y amenazados con armas de fuego”.

Además, detalló que “los familiares lograron reunir una cantidad menor (del dinero solicitado) y, luego de eso, fueron dejados en libertad en un cerro”.

Finalmente, destacó que “se logró identificar y detener a los imputados, quienes se trasladaban en el vehículo robado”.

TORTURA

Por su parte, el subprefecto Marco Ramírez, jefe de la BIRO Iquique, indicó que los acusados “mantenían una casa de seguridad para poder mantenerlos cautivos. Ahí los torturan y piden recompensa con videos muy violentos, los mantienen maniatados hasta conseguir su objetivo. Ahora, no conforme con eso, regresan al departamento que arrendaban las víctimas y sustraen todo tipo de especies”.

Cabe destacar que todos los involucrados fueron puesto a disposición de la justicia y permanecerán en prisión preventiva durante los 180 días de investigación.

A %d blogueros les gusta esto: