#Antofagasta| UA será actor relevante en implementación de nueva Estrategia Regional de Innovación

  • Hoja de ruta para el periodo 2022-2026 compromete acciones a distintos niveles para posicionar a la zona como referente de desarrollo sustentable.

Con la participación del ministro de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, Flavio Salazar, el Gobierno Regional presentó la Estrategia de Innovación 2022-2028, plan que busca consolidar a la Región de Antofagasta como una zona robusta en el ámbito de la ciencia y la innovación.

En la ceremonia de presentación de la estrategia participaron representantes de la Universidad de Antofagasta, institución que contribuirá al logro de los objetivos de los objetivos trazados con todas sus capacidades, investigación y conocimientos.

La estrategia se gestó a través de un trabajo colaborativo que se extendió durante dos años y en el cual tomaron parte actores relevantes de la región, provenientes del mundo académico, empresarial, gubernamental y de la sociedad civil.

La iniciativa busca impulsar una transformación productiva en la zona con una focalización de recursos públicos y privados en áreas de especialización o sectores donde existen características y atributos diferenciales y con alto potencial.

La principal meta de esta nueva estrategia es que el año 2028 la región sea reconocida por ser un polo de desarrollo sustentable y de competitividad de clase mundial, y como un referente nacional en transición ecológica, digitalización, cohesión social y calidad de vida.

“Nosotros creemos que en esta estrategia el rol de lo público es esencial, por eso la articulación del Gobierno Regional y Central con las universidades locales es súper importante, ya que nos permitirá generar el diseño de los proyectos que queremos impulsar para atraer al sector productivo. Así generaremos una alianza público privado que contribuirá a un desarrollo más integral de la región”, comentó el ministro de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, Flavio Salazar.

Cinco son los objetivos que tendrá este macroproyecto: robustecer un ecosistema de innovación en las nueve comunas, elevar los niveles de transferencia efectiva de conocimiento, impulsar la innovación social, diversificar la matriz productiva y potenciar el valor de los recursos naturales.

“La Universidad de Antofagasta en su estrategia de desarrollo tiene contemplado contribuir a ciertas áreas fundamentales de la región y el país. Consideramos que es muy importante trabajar conjuntamente para la región y en esto nuestra universidad cuenta con potencialidades que deben ser utilizadas en beneficio del territorio”, señaló el vicerrector de Investigación, Innovación y Postgrado de la Universidad de Antofagasta, Álvaro Restuccia Núñez.

Un total de 22 iniciativas estratégicas contiene la estrategia, las cuales se desglosan en programas y proyectos. En innovación, se pondrá mayor énfasis en áreas que tengan relación con el agua, la transición verde y la transformación digital. Y en la innovación social se priorizarán las áreas de educación y conocimientos, además de un modelo de gestión y gobernanza efectiva para su realización.

El Gobernador Regional, Ricardo Díaz, precisó que la Región de Antofagasta tiene grandes riquezas naturales a los cuales se debe sacar provecho. “Tenemos nuestro desierto, cielos, salares, que otorgan posibilidades de desarrollo e investigación. Pero también debemos innovar de nuevas formas de desarrollar la minería, la astronomía, el polo logístico. Todo esto con la meta de  tener nuestros propios investigadores e incentivar a los jóvenes a buscar el conocimiento científico”, señaló la autoridad.

Una novedad respecto de la estrategia anterior es la figura del Comité Regional de Ciencia, Tecnología e Innovación para el Desarrollo, que será el órgano de gobernanza que opere en el nivel estratégico y político como principal responsable para la toma de decisiones estratégicas.

El Comité estará constituido el Gobernador Regional, quien lo presidirá. El presidente de la comisión que aborde las materias de Ciencia, Tecnología e Innovación para el Desarrollo del Core; los seremis de Educación, Economía, y Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación; representantes universitarios del ámbito de la investigación y la ciencia; representantes de pequeña, mediana o gran empresa de la región; y representantes del sector privado y de la sociedad civil.

Se realizará un seguimiento o monitoreo anual, comenzando en el año 2022, de la evolución de los indicadores de proceso.

A %d blogueros les gusta esto: