Desalojo de campamento en Baquedano, Sierra Gorda, genera controversia y denuncias contra autoridades.

Este jueves, la Delegación Presidencial de Antofagasta llevó a cabo un desalojo en un campamento ubicado en la localidad de Baquedano, comuna de Sierra Gorda. Sin embargo, tras la destrucción de las viviendas, las familias afectadas desmintieron a la autoridad regional y aseguraron que las viviendas estaban en proceso de regularización. Las acusaciones y reclamos se han multiplicado, generando controversia en la zona.

Manuel Ramírez, vecino y familiar de las personas que habitaban la toma, declaró que durante el verano fueron visitados por personal de la fundación ProCultura, quienes se presentaron ofreciendo realizar trabajos en el lugar que supuestamente favorecerían la regularización de las viviendas. Sin embargo, dichos trabajos nunca se concretaron, dejando a las familias en una situación de incertidumbre y vulnerabilidad.

El desalojo, además, ha generado una serie de acusaciones hacia la Delegación Presidencial y la Municipalidad de Sierra Gorda. Según los afectados, el gimnasio que se habilitó para albergar temporalmente a las familias desalojadas no contaba con colchones y frazadas, lo que ha generado mayor indignación y preocupación por la situación en la que se encuentran.

Ante esta situación, las familias afectadas anunciaron su intención de presentar una querella en contra de las autoridades responsables del desalojo, acusando una acción injusta y violatoria de sus derechos. La controversia y la tensión han aumentado en la comunidad de Baquedano, y diversas organizaciones y ciudadanos se han solidarizado con las familias desalojadas, exigiendo una pronta solución a esta problemática.

Es importante destacar que los casos de ocupaciones irregulares y campamentos precarios son un tema complejo y sensible, que requiere de una mirada integral y soluciones que resguarden los derechos de las personas involucradas. En este sentido, se espera que las autoridades regionales y nacionales tomen en consideración las demandas de las familias afectadas y se busquen alternativas para abordar esta situación con responsabilidad y sensibilidad social.

La comunidad de Baquedano y la comuna de Sierra Gorda merecen respuestas claras y acciones que contribuyan a la búsqueda de soluciones duraderas y justas para aquellos que se encuentran en situaciones precarias y vulnerables. La situación actual exige diálogo y empatía, así como una revisión de los procedimientos utilizados en este tipo de situaciones, para evitar conflictos y garantizar el respeto a los derechos humanos de todas las personas involucradas.

Fuente: Antofagasta TV

A %d blogueros les gusta esto: