La principal base de operaciones de Hamás se encuentra bajo el hospital Shifa en la ciudad de Gaza, dice el ejército.

  • Un portavoz militar dio a conocer hoy viernes, que el grupo terrorista Hamas tiene complejos subterráneos debajo del hospital más grande de Gaza; Alto miembro de Hamás afirma que Israel utilizó la acusación como pretexto para masacre.

Las Fuerzas de Defensa de Israel dijeron este viernes que la principal base de operaciones del grupo terrorista Hamas se encuentra bajo el Hospital Shifa en la ciudad de Gaza, proporcionando imágenes y audio interceptados como evidencia de las actividades de la organización terrorista.

En una sesión informativa para periodistas de medios de comunicación internacionales, el portavoz de las FDI, el contraalmirante Daniel Hagari, dijo que Hamás tiene varios complejos subterráneos bajo Shifa, el hospital más grande de la Franja de Gaza, que son utilizados por los líderes del grupo terrorista para dirigir ataques contra Israel.

Hagari dijo que Israel tiene información de que hay varios túneles que conducen a la base subterránea desde fuera del hospital, por lo que los funcionarios de Hamás no necesitan ingresar al hospital para llegar allí. Pero Hagari añadió que también hay una entrada al complejo subterráneo desde dentro de una de las salas.

“En este momento, los terroristas se mueven libremente en el hospital Shifa y en otros hospitales de Gaza”, dijo Hagari.

El portavoz militar dijo que Israel tiene “pruebas concretas” de que “cientos de terroristas inundaron el hospital para esconderse” tras la masacre del 7 de octubre, en la que unos 2.500 terroristas irrumpieron en la frontera al amparo de una avalancha de cohetes y arrasaron más de 20 comunidades cercanas a la Franja de Gaza. Mataron a unas 1.400 personas, la gran mayoría de ellas civiles, masacrandolas en sus casas y en un festival de música al aire libre. También secuestraron a más de 220 personas y las llevaron a la Franja como rehenes.

Según las FDI, la seguridad interna de Hamás también tiene un centro de mando dentro del Hospital Shifa, desde donde dirige el lanzamiento de cohetes contra Israel y almacena armas.

La infraestructura energética del hospital también es utilizada por la base subterránea de Hamás, dijo Hagari, acusando al grupo terrorista de utilizar el hospital y sus ocupantes -con 1.500 camas y unos 4.000 empleados- como escudos humanos.

La información sobre el uso del hospital por parte de Hamas se basa en una amplia gama de fuentes de inteligencia recopiladas por la Dirección de Inteligencia Militar y la agencia de seguridad Shin Bet.

Hagari dijo que la información ya ha sido proporcionada a los aliados.

Un alto miembro del buró político de Hamas, Izzat al-Rishq, dijo que las acusaciones del ejército israelí eran infundadas.

“No hay ninguna base de verdad en lo que declaró el portavoz del ejército enemigo”, dijo Rishq, acusando a Israel de inventar las acusaciones para “allanar el camino para que se cometa una nueva masacre contra nuestro pueblo”.

Rishq afirmó que 40.000 habitantes de Gaza han buscado refugio en el hospital como resultado del bombardeo aéreo de Israel sobre la Franja, tras el ataque masivo del grupo terrorista hace tres semanas, y pidió a los líderes árabes y musulmanes que “tomen medidas para detener el genocidio contra nuestro pueblo”.

“Hamás libra la guerra desde los hospitales” en Gaza, dijo Hagari a los periodistas, añadiendo que el grupo terrorista también estaba utilizando combustible almacenado en hospitales para ayudar a llevar a cabo sus operaciones.

“Los terroristas se mueven libremente” en Shifa y otros hospitales, afirmó. “El uso de los hospitales por parte de Hamás es sistemático”.

“Los terroristas de Hamás operan dentro de los hospitales precisamente porque saben que las FDI distinguen entre terroristas y civiles. Israel ataca a los terroristas, Hamás ataca a civiles israelíes y de Gaza”, añadió Hagari.

El portavoz militar afirmó que Hamás está robando combustible a los civiles en Gaza. Israel ha bloqueado la entrada de combustible a la Franja desde que comenzó la guerra, por lo que parecía referirse al combustible que ya estaba en la Franja.

“Hay combustible en los hospitales de Gaza y Hamás lo está utilizando para su infraestructura terrorista”, dijo, reproduciendo una grabación que, según dijo, era una conversación entre un par de residentes de Gaza que hicieron la revelación.

En otra conversación transmitida por el ejército, un alto funcionario de energía de Gaza revela que Hamás tiene actualmente al menos un millón de litros de gasolina y posiblemente más, que robó de proyectos civiles y que actualmente está acaparando para alimentar sus redes de túneles.

El viernes temprano, el comisionado general de la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA), Philippe Lazzarini, negó que se estuviera desviando ayuda.

“Tenemos mecanismos de seguimiento sólidos… La UNRWA no desvía ni desviará ninguna ayuda humanitaria a las manos equivocadas”, dijo Lazzarini.

Pero el 16 de octubre, la UNRWA indicó que las autoridades de Hamás en Gaza habían robado de sus instalaciones combustible y suministros médicos destinados a los refugiados. Poco después de publicar el reclamo en X, UNRWA eliminó las publicaciones y luego afirmó que no se había saqueado nada.

Los hospitales de Gaza han sido una característica clave de la guerra de Gaza que ya dura tres semanas, y Hamás afirmó el 17 de octubre que un ataque israelí tuvo como objetivo el hospital de al-Ahli en la ciudad de Gaza y mató a más de 500 civiles. La afirmación fue refutada en cuestión de horas por la inteligencia israelí y estadounidense, que encontró que la explosión ocurrió justo afuera del hospital, fue causada por un cohete errante de la Jihad Islámica y mató a muchas menos de 500 personas.

Desde que Israel lanzó ataques aéreos y de artillería en represalia el día del ataque, al menos 7.326 personas han muerto en la Franja de Gaza, según cifras publicadas por el Ministerio de Salud del territorio dirigido por Hamás. Esas cifras no pueden verificarse de forma independiente e incluyen a los terroristas palestinos asesinados por Israel, así como a los civiles palestinos asesinados por cohetes errantes lanzados por grupos terroristas en Gaza.

Israel dice que mató a 1.500 terroristas de Hamas dentro de Israel a partir del 7 de octubre.

A %d blogueros les gusta esto: